Curvas con peraltes

La pierna interna lo mas alta posible, la pierna nunca debe tocar el piso. En el momento que la pierna toque el piso la moto tendría un tercer punto de apoyo en el piso lo que trae como consecuencia una perdida de peso o tracción en alguna de las ruedas y por tal motivo puede derrapar alguna de ellas haciéndonos perder el balance.
Pierna de afuera contra el tanque ayudando a inclinar la moto.
Acueste la moto dependiendo de la inclinación del peralte y siempre apóyese en el peralte.
Déjese ir con la moto y acostumbrarse al cambio de gravedad.
Hay que tener cuidado con los peraltes cuando nos encontramos en una pista de arena y los intentamos agarrar muy al borde estos pueden ceder y podemos salirnos de la pista o caernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *